CONVERTIBLES BMW Z4, ROADSTER EFICIENCIA.

Menos emisiones sin perder emoción.

El BMW Z4 ofrece todas las ventajas del paquete tecnológico BMW EfficientDynamics de serie. Incorpora numerosas funciones que reducen las emisiones y el consumo, a la vez que mejora considerablemente las prestaciones. Este paquete incluye innovaciones como el sistema Brake Energy Regeneration, la función Auto Start/Stop o la servodirección eléctrica. Todas ellas contribuyen a que el vehículo afronte curvas y rectas con igual entusiasmo, sin desperdiciar energía.

SERVODIRECCIÓN ELÉCTRICA.

SERVODIRECCIÓN ELÉCTRICA.

La servodirección eléctrica se activa únicamente cuando es necesario: al girar el volante. La energía necesaria se ha obtenido previamente de la energía cinética y de frenado mediante el sistema Brake Energy Regeneration.

Esta medida de BMW EfficientDynamics sustituye el sistema de dirección asistida hidráulica convencional por un motor eléctrico. Mientras que los sistemas hidráulicos utilizan constantemente energía del motor, con lo que se consume más combustible, este innovador sistema de BMW solo interviene cuando es realmente necesario. Si no se mueve el volante (en rectas, por ejemplo, o en una curva), el motor eléctrico permanece inactivo, por lo que el consumo es menor.

BRAKE ENERGY REGENERATION.

Hasta ahora, frenar era desperdiciar energía. Con el sistema Brake Energy Regeneration esto ya no sucede, pues recupera la energía de frenado para cargar la batería.

En cuanto quita el pie del acelerador o se pisa el freno, el sistema Brake Energy Regeneration utiliza la energía liberada para cargar la batería. Así se reduce la carga sobre el motor y se disminuye el nivel de emisiones.

Esta recuperación específica de energía eléctrica también tiene otra ventaja: cuando se acelera a fondo, el motor dispone de una fuerza motriz que, de otra forma, debería utilizar para cargar la batería en sistemas convencionales. El resultado es un aumento, no solo de la eficiencia, sino también del placer de conducir.

TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA DEPORTIVA DE 8 VELOCIDADES.

La forma más cómoda y dinámica de ahorrar: la exclusiva transmisión automática deportiva de 8 velocidades del nuevo BMW Z4 no solo garantiza unos cambios extraordinariamente suaves y reduce el ruido de fondo a velocidades elevadas, sino que además reduce considerablemente el consumo.

Solo el cuentarrevoluciones revelará la rapidez y la comodidad con las que la transmisión automática de 8 velocidades cambia de marcha. Las marchas están graduadas con precisión para que las relaciones de cambios sean cortas y el propio proceso de cambio resulte casi imperceptible. Al mismo tiempo, el motor se mantiene siempre en un nivel de rendimiento que permite hacer un uso óptimo de su potencia y eficiencia.

A velocidades elevadas, el régimen desciende gracias a las relaciones extra, lo que reduce el consumo de combustible y también el ruido del motor. El sistema recibe el apoyo del nuevo embrague convertidor, más eficiente, incluso cuando se utiliza la palanca electrónica para cambiar manualmente.

FUNCIÓN AUTOMATIC START/STOP.

Semáforos en rojo, atascos, obras: a diario nos encontramos en incontables situaciones en las que el motor gira al ralentí y consume sin necesidad. La función Auto Start/Stop del BMW Z4 apaga el motor cuando el vehículo se detiene temporalmente y evita así un consumo innecesario de combustible.La función Auto Start/Stop del BMW Z4 (BMW sDrive18i) detiene el motor en cuanto el vehículo deja de moverse y se suelta el embrague (con el cambio manual) o se acciona el freno (con el cambio Steptronic). Sin embargo, la electrónica inteligente apaga el motor solo cuando otras cargas no necesitan energía y no afecta de manera adversa a la seguridad y la comodidad en el viaje. Por ejemplo, el motor permanece activo hasta que se alcance la temperatura óptima o hasta que el ambiente interior alcance los valores deseados. Según el tipo de cambio del vehículo, cuando el motor se ha parado con la función Auto Start/Stop, arrancará de nuevo automáticamente en una fracción de segundo al soltar el freno o al pisar el embrague. El resultado es un consumo menor y menos emisiones.