PASIÓN, PERFECTAMENTE EQULIBRADA.

Dinamismo de Conducción y Eficiencia en el BMW M6 Gran Coupé.

PASIÓN, PERFECTAMENTE EQULIBRADA.

Dinamismo de Conducción y Eficiencia en el BMW M6 Gran Coupé.

La filosofía de BMW M GmbH tiene una presencia destacada en el BMW M6 Gran Coupé. El reparto ideal del peso, la transferencia de tecnología del mundo del motor y el uso inteligente de materiales ligeros prometen el máximo rendimiento dinámico. El techo de carbono, más ligero, no solo aumenta la eficiencia, sino que también mejora la agilidad gracias a que se ha bajado el centro de gravedad. El paquete perfecto para una experiencia aún más deportiva, en un ambiente de lujo que no tiene rival.

PASIÓN, PERFECTAMENTE EQULIBRADA.Dinamismo de Conducción y Eficiencia en el BMW M6 Gran Coupé.

La filosofía de BMW M GmbH tiene una presencia destacada en el BMW M6 Gran Coupé. El reparto ideal del peso, la transferencia de tecnología del mundo del motor y el uso inteligente de materiales ligeros prometen el máximo rendimiento dinámico. El techo de carbono, más ligero, no solo aumenta la eficiencia, sino que también mejora la agilidad gracias a que se ha bajado el centro de gravedad. El paquete perfecto para una experiencia aún más deportiva, en un ambiente de lujo que no tiene rival.

TRANSMISIÓN DE DOBLE EMBRAGUE DE 7 VELOCIDADES M CON DRIVELOGIC.

La transmisión de doble embrague M con Drivelogic es una innovadora transmisión de doble embrague especialmente diseñada para los motores de altas prestaciones BMW M. Incorpora selección automática de marchas optimizada para la tracción, Launch Control, Low Speed Assistance y función Auto Start/Stop.


Se puede controlar ya sea manual o automáticamente con las levas de cambio de velocidad en el volante de cuero M o con el selector de velocidades en la consola central.


Con la transmisión de doble embrague M, el cambio de marchas es extremadamente rápido, sin que se interrumpa la fuerza de tracción. Esto se debe a dos cajas de cambio individuales, cada una con su propio embrague, que transmiten continuamente la potencia del motor a las ruedas al superponerse el embrague. La estrategia de cambio también se optimiza con los datos de navegación existentes, y gracias a ello, la transmisión de doble embrague, por ejemplo, cambia de marcha de forma preventiva al llegar a una curva. El sistema Launch Control adicional, que permite la máxima aceleración desde parado, ofrece una experiencia de conducción extremadamente dinámica: podrás cambiar de marcha a gran velocidad, sin embrague y sin interrumpir la tracción.


Independientemente que el conductor seleccione el modo automático (modo "D") o manual (modo "S"), el sistema Drivelogic siempre le ofrece tres tipos de cambio distintos: extremadamente deportivo, cómodo o eficiente.

PAQUETE COMPETITION.

Una sensación de competencia pura: el paquete Competition aumenta el rendimiento del motor y ofrece una dirección más directa y una suspensión especialmente afinanda para garantizar que el BMW M6 Gran Coupé alcance un nivel de rendimiento aun mayor en carretera.


La potencia del motor de gasolina de 8 cilindros BMW M Twin Power Turbo pasa de 560 hp a 575 hp. El incremento de potencia se logra elevando la presión de sobrealimentación en los regímenes superiores. El sistema de escape genera un sonido del motor especialmente dinámico pensado para emocionar. En el circuito y en el uso cotidiano, la suspensión especialmente ajustada y la dirección extremadamente dinámica y directa garantizan que cada orden de la dirección se ejecute con la máxima precisión. En carretera, el Paquete de Competición atrae todas las miradas con las exclusivas llantas de aleación ligera M de 20 pulgadas con radios dobles estilo 601 M en Bicolor con neumáticos de diferentes medidas y con los tubos de escape dobles cromados en negro del sistema de escape deportivo.

DIFERENCIAL ACTIVO M.

El diferencial activo M distribuye de manera variable el par entre las dos ruedas traseras para optimizar la tracción y la estabilidad de conducción en maniobras dinámicas de cambio de carril o al acelerar a la salida de una curva, al tomar curvas a velocidades elevadas o al circular por carreteras de superficie irregular, incluso sobre nieve, grava y hielo.


También garantiza una maniobrabilidad precisa en situaciones de aceleración lateral extrema. El ajuste constante y suave del bloqueo del diferencial armoniza las prestaciones de conducción del vehículo y mejora el control en situaciones de conducción extremas.


La tracción se optimiza mediante un dispositivo controlado electrónicamente que reduce la diferencia de régimen entre las ruedas traseras. El sistema, que se desarrolló para la competición, está conectado al Control Dinámico de Estabilidad (DSC) mediante una unidad de control electrónico. Este se anticipa regulando la acción de bloqueo entre el 0 y el 100%. Así se neutralizan incluso las más leves diferencias de par entre las ruedas traseras y se evita la tendencia al subviraje. El diferencial activo M ofrece un agarre, estabilidad direccional y maniobrabilidad extraordinarios, y convierte prácticamente toda la potencia del motor en empuje.

FRENOS DE CERÁMICA Y CARBONO M.

Los frenos cerámicos de carbono M (opcionales) son el resultado de la transferencia tecnológica desde el mundo del motor. La aplicación de un innovador compuesto de cerámica y fibra de carbono permite una fuerza de frenado aún más directa y mejora la estabilización de la fatiga de los frenos.


Este compuesto no es corrosivo y es muy resistente a la abrasión, por lo que tolera más calor y contribuye a reducir el peso del vehículo. Su construcción ligera reduce la masa en rotación y no suspendida, mejora la aceleración, la capacidad de respuesta y la maniobrabilidad en general, además de incrementar el dinamismo y la tracción, mejorar la comodidad de la suspensión y reducir el consumo de combustible.


Con sus discos de freno excepcionalmente grandes (delante 410 mm, detrás 396 mm), las pinzas fijas de seis pistones en la parte delantera y pinzas flotantes de un émbolo en la parte trasera, los frenos cerámicos de carbono M presentan una resistencia térmica muy alta incluso en períodos prolongados de uso, lo que significa también se pueden montar en el circuito de carreras. Los discos de freno, perforados y ventilados, garantizan una capacidad de respuesta notablemente mejorada en superficies mojadas, así como una disipación de calor más intensa. Los frenos cerámicos de carbono M resultan fácilmente reconocibles, gracias a sus pinzas en color dorado con el clásico logotipo M.

  • Sistemas de frenos cerámicos de carbono M

    El sistema de frenos cerámicos de carbono M implementa una potencia de frenado más directa. Este sistema no se corroe, tolera más el calor, cuenta con una alta reducción de abrasión y contribuye con un menor peso del vehículo, lo que tiene un impacto positivo en la agilidad, en la dinámica y en la aceleración.

    Con las mayores dimensiones de los discos (400 mm en los delanteros, 380 mm en los traseros) y el aumento del número de pistones, la resistencia al calor del Sistema de Frenos Cerámicos de Carbono M en funcionamiento continuo lo hace ideal para circuitos de carreras. Los discos de freno perforados y ventilados garantizan una capacidad de respuesta óptima en condiciones de humedad, así como una disipación de calor perfecta. Las pinzas de freno en oro metálico con el logo M hace este especial equipo técnico visible desde el exterior del vehículo.

    Dependiendo de las condiciones y el uso, las características específicas de los materiales usados pueden generar ruidos, particularmente en piso mojado justo antes de que el vehículo se detenga. El impacto de la humedad y la sal sobre el camino causan que la acción de frenado sea equivalente a un sistema de frenado convencional. Esto puede ser experimentado por poco tiempo, como una reducción en la acción de frenado y puede ser equilibrado presionando el pedal del freno más de lo necesario.

CARACTERÍSTICAS DEPORTIVAS.

Dinamismo y agilidad: el placer de conducir que se experimenta al volante de un BMW M6 Coupé es el resultado de un conjunto de tecnologías muy sofisticadas. Ensayadas en las condiciones más extremas, permiten hacer frente a las velocidades más altas con el máximo agarre. Unas propiedades deportivas que pueden ajustarse individualmente a cada estilo de conducción.

 

  • Launch control

    El sistema Launch Control asegura que un motor que ha alcanzado la temperatura de funcionamiento consiga la máxima aceleración desde parado. Solo tienes que desactivar el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), seleccionar el modo secuencial con el programa de conducción 3, pisar el freno y pisar a fondo el pedal del acelerador hasta la posición de kickdown. Después de que se encienda el símbolo de bandera de salida en el indicador del cuadro de instrumentos, el motor subirá al régimen de salida idóneo cuando pises el acelerador. Mientras mantienes el kickdown, suelta el freno: el coche acelerará al máximo hasta que sueltes el acelerador. El cambio de doble embrague M ajusta continuamente los puntos de cambio de manera que, cada vez que se sube de marcha, ya está disponible el siguiente régimen óptimo. Se trata de una función dirigida a los conductores con ambiciones deportivas y dinámicas.

  • Control electrónico de amortiguación

    El Control Electrónico de la Amortiguación (EDC) ajusta la fuerza de amortiguación de manera automática o manual según las condiciones de la carretera. Unos sensores supervisan todos los movimientos del vehículo que influyen en la respuesta de conducción. El Control Electrónico de la Amortiguación analiza estos datos y los transfiere a los amortiguadores. Estos usan válvulas magnéticas para adecuar la fuerza de amortiguación a las cambiantes condiciones de la carretera, la carga y la conducción. El resultado es una reducción tangible del balanceo al frenar o de los movimientos de carrocería causados por baches, curvas, aceleraciones, etc. Gracias a ello se ha mejorado la seguridad en la conducción, por ejemplo, con una menor distancia de frenado, y se ha aumentado la comodidad de marcha.

  • Control dinámico de estabilidad

    Entre otros elementos destacados del concepto del BMW M6 Gran Coupé se encuentra el Control Dinámico de Estabilidad (DSC). Ahora, una serie de funciones de control garantizan un mayor dinamismo de conducción en comparación con los sistemas anteriores. Por si fuera poco, se han añadido otras funciones adicionales de seguridad activa (preparación para frenado, función de secado de frenos, compensación del desfallecimiento) y de comodidad (asistente drive-off, freno de estacionamiento con retención automática).

    El Control Dinámico de Estabilidad permite al conductor elegir entre tres modos de conducción distintos: DSC off (desactivado), MDM (modo Dynamic M) y DSC on (activado). En tanto que el DSC compensa un posible subviraje o sobreviraje, el modo Dynamic M permite aprovechar al máximo el dinamismo transversal y longitudinal. Sin embargo, en este modo se conserva la ayuda que ofrecen los sistemas de asistencia en caso de sobrepasar un límite determinado. Con el DSC desactivado (DSC off), el conductor puede explorar los límites del circuito y usar el acelerador para que el coche pueda derrapar.

  • M Servotronic

    Los conductores pueden disfrutar de una excelente asistencia a la dirección en cualquier situación de conducción con Servotronic M. Este sistema ajusta dinámicamente la resistencia del volante a la velocidad y mantiene una respuesta de la dirección precisa y directa a velocidades elevadas. Ofrece además la máxima comodidad minimizando el esfuerzo físico necesario para mover el volante e incrementando la agilidad al aparcar, maniobrar o conducir por carreteras estrechas o sinuosas.Una unidad de control utiliza mediciones electrónicas de la velocidad para determinar la fuerza necesaria en cada situación. La fuerza necesaria para girar el volante, controlada por la servodirección hidráulica, se ajusta de forma óptima y precisa para adaptarse a cada situación de conducción.

    Ello exige menos esfuerzo físico para girar a baja velocidad. Sin embargo, a medida que aumenta la velocidad, la asistencia se reduce continuamente para asegurar un contacto más directo con la carretera y, en consecuencia, una estabilidad direccional óptima. El sistema Servotronic M está ajustado específicamente para los vehículos M, y con solo pulsar un botón permite elegir entre tres configuraciones distintas. En combinación con el Paquete de Competición, Servotronic M ofrece una respuesta todavía más directa.

M DRIVE.

M Drive permite configurar de manera individual los perfiles personales del conductor, desde un cómodo deslizamiento hasta una configuración deportiva y de respuesta inmediata al usarse en la pista de carreras.


Activar cualquiera de los dos perfiles guardados (y todas las configuraciones que contienen) es tan sencillo como apretar uno de los botones M integrados en el volante multifuncional en cualquier momento. Las configuraciones preestablecidas se ajustan de manera individual a través del menú iDrive.


Los botones de dinamismo de conducción M, que sirven para ajustar todas las funciones de la transmisión y la suspensión que pueden configurarse individualmente, se encuentran en la consola central en torno a la palanca de velocidades. El conductor puede elegir de forma individual el modo DSC o ajustar las características de las prestaciones del motor, los parámetros del sistema Dynamic Damper Control, las características de dirección M Servotronic, las opciones de cambio de la transmisión de doble embrague M y el aspecto de la pantalla Head-Up Display. De este modo puede establecerse a detalle la configuración del vehículo, y guardarse al mantener presionado uno de los dos botones M Drive en el volante multifuncional.

TECNOLOGÍAS BMW EFFICIENTDYNAMICS.

Independientemente de si el objetivo es el máximo rendimiento o el mínimo consumo, BMW se concentra siempre en ofrecer el máximo placer de conducir.


BMW EfficientDynamics es la estrategia desarrollada por BMW para minimizar el consumo y las emisiones mientras se aumentan el dinamismo y el placer de conducir. Es un completo paquete tecnológico que se aplica a la transmisión, la administración de energía y el concepto de vehículo basado en la construcción inteligente de peso ligero, y es de serie en todos los BMW.


La nueva generación de la gama de motores de gasolina BMW TwinPower Turbo es responsable de la mejora de las prestaciones y del reducido consumo de los vehículos BMW. La aerodinámica optimizada contribuye también aumentar la eficiencia.

BMW EfficientDynamics

  • Función Auto Start/Stop

    La función Auto Start/Stop garantiza que se utilice combustible sólo cuando el coche esté realmente en movimiento. Cuando el vehículo se detiene brevemente, por ejemplo, en un semáforo o cuando se circula en embotellamientos, la función Auto Start/Stop ahorra combustible apagando el motor en cuanto el vehículo frena hasta detenerse por completo (M DCT Drivelogic).


    En la pantalla del Info Display aparecerá una señal indicando que la función Auto Start/Stop está activada. En cuanto se levanta el pie del freno, el motor se pone en marcha de nuevo de forma automática.


    Esta función no afecta en nada a la comodidad de conducción y la seguridad, puesto que permanece inactiva si el motor no ha llegado a la temperatura de funcionamiento adecuada, el interior no está suficientemente caliente o frío, el nivel de la batería es demasiado bajo o el conductor mueve el volante. Si es necesario, una unidad de control central arranca el motor incluso cuando el vehículo está parado, por ejemplo, si el vehículo empieza a rodar o se forma condensación sobre el parabrisas. La función Auto Start/Stop puede desactivarse en cualquier momento simplemente con apretar un botón.

  • Brake Energy Regeneration

    Cada vez que se frena, se genera energía cinética pero, hasta hace poco, esta energía no se utilizaba. El sistema Brake Energy Regeneration aprovecha este potencial que hasta ahora se desperdiciaba. Aprovecha la energía del movimiento por inercia que el conductor genera al frenar o al levantar el pie del acelerador y la convierte en energía eléctrica. Esta electricidad se utiliza para recargar la batería. Con este sistema inteligente de gestión de la energía, el alternador ya no tiene que funcionar de forma continua, lo que reduce su carga de trabajo. El resultado: menor consumo y mayor potencia, típico de BMW EfficientDynamics.